jueves, julio 22, 2010

Tiempo

El café lo tengo que acompañar con galletas de chocolate y antes de que empiece el temporal me decido a salir por tan preciado acompañamiento para tal bebida que en estos precisos instantes me obsesiona.

Al bajar la escalera me percate que no traía puesto mi reloj y es que la verdad salir sin el es como un fuerte desequilibrio hasta en mi andar, al entrar en la estancia de casa busque al amigo plateado y con caratula azul y no lo encontré, subí a mi recamara y al trastear todo me di cuenta que lo único que estaba haciendo era perder mi tiempo, el café se enfriaba y las galletas cada segundo que pasaba se metían mucho mas dentro de mi antojo, al mirar el cielo de un gris que se que algún día estará azul me percate que hay dos tiempos el que pasa y el estado.

El que pasa, no pasa siempre esta a mi lado y envejece conmigo y el estado del tiempo era francamente gris.

Entonces decido no perder mas momentos y mejor disfrutar muchos en compañía de una buena taza de café con galletas de chocolate frente a la ventana viendo como llueve.


Buscando mi tiempo descubrí que solo lo perdía.......

Germán Diego.

4 comentarios:

Haydee ruth dijo...

Muy muy bueno y la verdad es que siempre perdemos momentos, los dejamos ir los vemos pasar sin pensar... xoxo

Germán Diego dijo...

Haydee ruth
Baje y subí 5 veces la escalera buscando mi reloj (un medidor de tiempo) y resulta que cuando fui por las galletas ¡Ya estaba lloviendo y me empape!.
¿Tu crees? jejeje.

Espero y estés mejor de la garganta.
Apapachos y Besos.

wisho dijo...

suele suceder mucho este tipo de perdida del tiempo...
y donde lo encontraste siempre?
saludos!, me gusto mucho :)

Germán Diego dijo...

wisho

Así es, jejeje, estaba en la sala, creo.

Saludos y gracias.