domingo, julio 17, 2011

Dominguito.

Se desgajan mis palabras venidas a mas, a pie cansado en medio de los días y de escaleras sin descansos con perspectivas inundadas de corrientes complicadas "en meter mi pie al agua y ver que tanto me mojo"*.

Salieron las mañanas entre la tos y las alergias de algunas frases de cliche tan deslavadas como cualquier pared de la casa donde se empapa todo menos los lugares mas entrañables y alegres.

Y fotos vienen y van, suben al universo y regresan convertidas en luz de pura y eficiente física cuántica del alma donde los vuelos son humo de montones de basura que se queman en el huerto antes de la lluvia en la riviera de la costa.

Pican los pies por caminar y a veces correr como niños en plena oleada de risas nerviosas y de gotas que caen fuerte pero que cuando tocan acarician el cabello y la ganas de empezar de nuevo todo sin la vergüenza convertida en angustia del que dirán de mi los arboles de mango maduro.

*Yvette.


Germán Diego.

2 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Frases tan deslavadas pero que al pronunciarlas uno mismo adquieren color.


Un abrazo.

Germán Diego dijo...

la MaLquEridA
De tantos colores y sabores.....

Abrazo.