martes, agosto 16, 2011

Hoy amanecí escuchando tu mantra
repetido a cada instante por las olas del mar
de tu fuerza mediada con tu olor a avellana
radiante de la luz de tu mirada de chocolate

Hoy amanecí susurrando tu mantra
repetido a cada instante por los suspiros
que provocas al primer café caliente de la mañana

Hoy amanecí respirando tu mantra
treintastantas veces........


Germán diego.

2 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Me recordaste mis clases de yoga.


saludos.

Germán Diego dijo...

la MaLquEridAHoooommmmmmmm, hoooooommmmmmm jejejeje.

Saludo!