viernes, septiembre 23, 2011

Ya no te extraño en el Otoño

Empezaría con una gota de lluvia sabor a piña y terminaría con café agrio de la sierra de Atoyac con mucha azúcar y dos conservas de higo bien seco como las hojas del Otoño........

Recordaría el beso de las nubes colgando de tus parpados cerrados y altivos huyendo de las miradas de la vieja tarde en un temblor de mar que anuncia el final de las aguas y el comienzo de los frescos amaneceres de Otoño.......

Ahora con la tierra parida de tanta tromba y sedimentos trabajando al ritmo del sol es posible que
los fragmentos del cielo nos golpeen como lluvia cósmica de luz y de caricias del Otoño.......


Germán Diego.

3 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Me gustaría la lluvia sabor a piña me quedaría tomando agua mucho tiempo je.


Un abrazo.


PD: Me impactó saber que Marisol me leía, no la conocí, :(

Germán Diego dijo...

la MaLquEridA

Que rico, lluvia de sabores sin azúcar..... jeje.

Si con todos mis amigos se metió hasta la cocina de su blog, me decía que le gustaba mucho pasar a leer a mi gente por que todos eran muy talentosos, ella era la mejor poetiza que he leído...

Abrazo.

la MaLquEridA dijo...

¿Estás bien? Ojalá que si.